sábado, 4 de septiembre de 2010

Fallar

El corazón retumba en mi pecho, y su eco estalla a cada segundo en todo mi cuerpo. Ahora no me ven. Y dudo que me vean, pero si escucharan el testimonio de mi presencia. Unos simples segundos antes de que las balas impacten en su cráneo. Sí, eso será lo que tengan. Ahora ella está muerta, y todo por culpa de sus estúpidos idealismos. ¿Valen menos sus vidas que la norma escrita de eras pasadas? Solo decidimos emprender nuestro camino, pero os empeñasteis en marcar el suyo.

Acción y reacción

Gira hacia la luz. Hay tres. Disparo. Cae la bala, resuena el casquillo. Uno se abalanza sobre mí. Impacto en la mandíbula. Incosciente.Una bala perdida impacta detrás de mí. Veo su rostro ardiendo en rabia por el disparo fallido. Dos balas sobre su pecho. Y ahora, nada.

Creo que he perdido la cuenta de todo lo que he hecho, pero hay demasiada sangre a mi alrededor. Ahora nadie impide el regreso a casa. Cuatro cadáveres, incluído el de ella. ¿Qué sentido tiene ahora el seguir caminando?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada