miércoles, 30 de junio de 2010

Catacumbas

Encerrada en las catacumbas de mis sueños, el agua fría hiela mis pies. No veo salida alguna, no hay nada de luz en las profundidades. Sin embargo, no estoy ciega en esta oscuridad. Serpientes, hebras del recuerdo que acechan en cada esquina. Estos muros, gastados por el paso del tiempo inclemente, amenazan con caer a cada instante. Intranquilidad. Jugamos a ser adultos cuando eramos nada más que niños. Mis huesos quebradizos, hasta ellos ha logrado llegar el miedo. Simple humana soy en el gran misterio de la mente. Estoy perdida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada