lunes, 22 de junio de 2009

Renacer

La noche nace pura, mientras contemplo el cielo y la luna me tiene a su vera.

Me susurra de recuerdos de cuando solo se contaban aquellos a los que más admiraba. Y de cuando me unía a ellos en sus intrépidas incursiones en la oscuridad, para salir siempre victoriosos.

Mil recuerdos, cientos de frases, miríadas de momentos y risas que no podré olvidar.

Huyendo antes de que nos diera caza el amanecer, sonrisas que se esconden en las sombras, cansadas y felices. Vagos temores que en aquel lugar tomaran forma, vencidos por el calor de su mano y sus palabras, que aún permanecen en la memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada